CEPAZ: 238 mujeres son vćitimas de persecusión y criminalización en Venezuela

CEPAZ: 238 mujeres son vćitimas de persecusión y criminalización en Venezuela

El Centro de Justicia y Paz, Cepaz, ha documentado en los últimos tres años 238 casos de mujeres periodistas, lideresas políticas, sociales, activistas y ciudadanas que asegura han sido víctimas del ejercicio de patrones de persecución y criminalización por parte del Estado venezolano.

Según Cepaz la violación de sus derechos humanos a este grupo de mujeres se ha efectuado a través de acciones sistemáticas, que van desde detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas,  allanamiento de viviendas, procedimientos judiciales irregulares, inhabilitaciones políticas, hostigamientos, intimidaciones,  hasta amenazas.

“En el ejercicio de estas prácticas sistemáticas y violatorias a los derechos humanos las mujeres que hacen vida en el espacio cívico nacional son víctimas desproporcionadas, enfrentándose en este contexto a las actitudes discriminatorias por parte de los perpetradores, en donde ocurren actos de violencia por motivos de género. El impacto diferenciado y desproporcionado que tiene en las mujeres ser víctimas de estas prácticas represivas ha sido ampliamente documentado por mecanismos como la Misión Independiente de Determinación de los Hechos, órganos de expertos independientes como el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, entre otros”, según señala el Centro de Justicia y Paz.

Caso Rocío San Miguel

Aunque son múltiples las mujeres que han sido víctimas de persecución y criminalización en Venezuela, el caso más reciente ha sido el de la directora de la organización no gubernamental Control Ciudadano, Rocío San Miguel, quien fue detenida de manera arbitraria a principios del mes de febrero de 2024 cuando pretendía viajar fuera del país y fue detenida por funcionarios del Sebin y su paradero se conoció días después cuando la Fiscalía General de la República informó sobre su caso. Desde hace un mes se encuentra recluida en El Helicoide, tal como lo han constatado familiares y sus abogados.

Cepaz sostiene que la persecución de familiares cercanos a los detenidos, tal como ocurrió con el entorno cercano de San Miguel es una práctica de persecución que “responde a un patrón de intimidación utilizado como blanco de amenaza, castigo y presión para la persona perseguida”. Los familiares de la directora de Control Ciudadano fueron detenidos y su paradero se conoció días después cuando fueron presentados ante tribunales y posteriormente liberados con medidas cautelares.

Hasta ahora las condiciones en las que se encuentra detenida Rocío San Miguel se desconocen, lo que sí se ha confirmado por parte de sus abogados, es que se le ha violentado su derecho al debido proceso dado que sus abogados de confianza no se les ha permitido juramentarse y por ende no han tenido acceso a su expediente.

Dada la gravedad de los hechos, el caso de la activista de derechos humanos está siendo investigado por la Corte Penal Internacional como crimen de lesa humanidad.

No Comments

Post a Comment