EL LEGADO DE PIEDAD CÓRDOBA: EL LADO OSCURO DEL PODER EN COLOMBIA 

EL LEGADO DE PIEDAD CÓRDOBA: EL LADO OSCURO DEL PODER EN COLOMBIA 

Corrupción, acusaciones de narcotráfico y negocios secretos con Venezuela.

La reciente muerte de Piedad Córdoba, exsenadora colombiana, ha vuelto a poner en el foco público las controversias que marcaron su carrera política. Notable por su activismo y su papel en la liberación de secuestrados de las FARC, Córdoba también fue una figura polarizante debido a sus vínculos con el gobierno venezolano, el narcotráfico y figuras como Álex Saab, conocido por sus conexiones con el régimen de Nicolás Maduro.

Córdoba, quien fue una líder política de ultraizquierda colombiana, enfrentó investigaciones y críticas recurrentes por su cercanía con Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Estas relaciones levantaron sospechas de agendas políticas ocultas, posiblemente en apoyo a los intereses de Venezuela en Colombia, una preocupación que resonó entre sus críticos en el país vecino.

Las acusaciones más graves contra Córdoba sobre Venezuela surgieron en relación con Álex Saab, el conocido “empresario” colombiano vinculado con el gobierno venezolano. Saab, acusado por Estados Unidos de lavado de activos y considerado un testaferro del chavismo, fue señalado de tener una relación cercana con Córdoba. Esta conexión plantea interrogantes sobre la posible implicación de la senadora en redes de corrupción y financiación irregular.

En noviembre de 2023, la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia de Colombia abrió una investigación formal contra Córdoba, citándola a indagatoria por los delitos de peculado por apropiación y enriquecimiento ilícito. Estas acusaciones surgieron en el contexto del expediente conocido como «farcopolítica», llevado a cabo por la magistrada Cristina Lombana. Córdoba intentó, sin éxito, apartar a Lombana del proceso.

Entre las evidencias más contundentes en el expediente contra Córdoba, se encontró la entrega de un millón de dólares por parte de un empresario venezolano, el uso de un jet privado y movimientos bancarios millonarios a favor de sus familiares. Estas revelaciones formaron parte de la investigación en su contra por delitos de enriquecimiento ilícito, falsedad en documento y peculado.

Además, las acusaciones de Andrés Vásquez, exasesor de Córdoba, sugieren que ella pudo haber utilizado su influencia para retrasar liberaciones de secuestrados por las FARC, con el fin de presionar al gobierno colombiano y favorecer agendas políticas específicas. 

La participación de Córdoba en la política latinoamericana, particularmente su relación con líderes de izquierda y su presunta intervención en asuntos venezolanos, ha sido un tema de debate y controversia. Sus críticos argumentan que estas conexiones pudieron haber comprometido la soberanía política de Colombia y facilitado intereses extranjeros en detrimento de los nacionales.

En un giro sorpresivo, Álvaro Córdoba Ruiz, hermano de la senadora, se declaró culpable de narcotráfico ante un tribunal en Estados Unidos. Esta declaración fue una confirmación de los lazos de la familia Córdoba con actividades ilícitas, alimentando las especulaciones sobre el alcance de la influencia de la congresista en estos ámbitos.

Por otro lado, el asesinato de Fernando Villavicencio, candidato presidencial ecuatoriano, trajo de vuelta a la luz pública sus denuncias sobre los vínculos entre Córdoba, Álex Saab, el expresidente Rafael Correa y las Farc.

Otro episodio que marcó su carrera fue su detención en Honduras en mayo de 2022, cuando fue sorprendida con 68.000 dólares que no había declarado a las autoridades. Córdoba alegó que el dinero era por un trabajo con empresarios colombianos interesados en identificar inversiones en Honduras.

La muerte de Piedad Córdoba cierra un capítulo controvertido en la política colombiana. Su legado, marcado por acusaciones de corrupción y vínculos con el narcotráfico, sigue siendo objeto de debate y escrutinio. Las investigaciones y las acusaciones en su contra reflejan un panorama complicado y cuestionan el impacto de su carrera política en Colombia.

No Comments

Post a Comment