Ignacio Benedetti: En el fútbol venezolano se tropicalizó la corrupción

Ignacio Benedetti: En el fútbol venezolano se tropicalizó la corrupción

La corrupción en Venezuela permea las distintas capas de la sociedad, el deporte no escapa de la opacidad, del tráfico de influencias, de la malversación de fondos o de los manejos fraudulentos del dinero. En el caso del fútbol la corrupción mantiene a Venezuela como la cenicienta de la región y del mundo.

Cuando el mundo está a punto de comenzar un nuevo mundial de fútbol, los espectadores y fanáticos locales deben conformarse con ver, desde las tribunas, la danza de millones dólares que no repercuten en la calidad del balompié que se juega en el país.

La prensa local recuerda “rivalidades, peleas, conflictos entre presidentes, directivos, directores técnicos, jugadores y hasta el ministro Pedro Infante nos han hecho parecer idiotas y retrasados mentales por estos conflictos de dinero y poder. La FIFA indica que deben ponerse de acuerdo, y normalmente sin hacer uso de la justicia ordinaria. La sombra del criminal confeso Rafael Esquivel sigue presente. Laureano González entró en conflicto con Jesús Berardinelli con la salida de Rafael Dudamel, acusaciones de corrupción y el famoso nombramiento del DT de la Vinotinto. Nombres desfilaron, fueron y vinieron, viajes al extranjero. Hoy las riendas de la selección las tiene José Peseiro y el destino es incierto, pero con tanto desorden es fácil vaticinar fracasos”.

El más reciente escándalo de corrupción se conoció el pasado 14 de octubre, cuando  la FIFA inhabilitó a cinco dirigentes venezolanos por corrupción

Para hablar de este último caso y de los que le anteceden, Con La Lupa  conversó con Ignacio Benedetti, periodista deportivo y comentarista de fútbol, y quien conoce desde adentro la realidad del fútbol venezolano.

-De la corrupción en algunas federaciones deportivas se habla en voz baja, es prácticamente un secreto a voces. En el caso de la Federación Venezolana de Fútbol, la suspensión de cinco ex miembros del comité de regularización de la FVF no es la primera sanción internacional que se tiene. Ya en 2017, el Comité de Ética de la FIFA había suspendido a Rafael Esquivel, expresidente de la Federación y aunque no son exactamente lo mismo, pues hay un precedente .¿Qué pasa en la FVF?

En cuanto a la corrupción en el fútbol, comparado con otras federaciones deportivas nacionales , lo primero que hay que tener en cuenta es la gobernanza del fútbol, que es muy particular y es muy diferente al resto de las disciplinas. ¿Esto qué quiere decir? que la FIFA como órgano madre del fútbol establece una serie de limitaciones a la hora de examinar las conductas de esa federaciones por parte de cada estado . hace casi imposible que la fiscalía u órganos competentes de cada país puedan meterle la lupa a los comportamientos de las federaciones locales.

Una de las limitantes, y hay que tenerlo en cuenta, es la relación Estado-federaciones. Los Estados pueden aparecer, como es el caso de Venezuela (aunque nuestro caso es más perverso) como patrocinantes, pero no el Estado directamente, sino a través de alguna empresa, como es el caso de Pdvsa. Pero a partir de ese patrocinio, no puede el Estado interferir en las decisiones de la FVF.

En la FVF, al igual que muchos de sus pares alrededor del mundo, se han aprovechado de eso para llevar a cabo una serie de negociaciones un tanto sospechosas. Y cuando digo esto no es que me asuste ser contundente , sino que bajo esta estructura de la FIFA, que protege a las federaciones, es muy difícil establecer y encontrar pruebas de corrupción de estos entes.

No olvidemos además que la FVF, al igual que las de otros países, maneja una cantidad de dinero muy alto, porque el negocio del fútbol mueve mucho dinero y la misma FIFA le entrega a cada federación financiamiento. Por esto en la FVF muchas veces lo que aplica es la famosa frase “no tengo pruebas, pero tampoco tengo dudas”.

-Muchos responsabilizan a la corrupción de la eterna crisis del fútbol venezolano  ¿Qué tanto influye la corrupción en el desempeño de las selecciones?

Más que corrupción yo hablaría de malversación de fondos. Lo que ha sucedido a nivel de selecciones nacionales y de clubes, está muy relacionado con esta malversación, que aclaro no he probado, pero es una sospecha. ¿Por qué? veamos las estructuras del fútbol nacional, equipos y federación.

La federación tiene un centro de alto rendimiento en Margarita, cuya construcción levantó muchísimas sospechas, desde la adquisición del terreno que fue, cuando menos, opaca. El terreno era propiedad de Rafael Esquivel (presidente en ese momento de la FVF), quien lo entrega a un tercero y ese se lo vende a la misma Federación.

Adicionalmente, este centro fue construido en el lugar menos afortunado para los intereses de las selecciones venezolanas, en el estado Nueva Esparta, y pese a las comodidades que brinda, es complicado que los equipos puedan concentrarse ahí.

Pongo un ejemplo que viví cuando fui jefe de prensa de la selección (no de la Federación). Nosotros tratamos de sacar provecho de esa estructura (con Noel Sanvicente  al frente de la selección), pero eso significaba que el futbolista tenía que llegar a Margarita cuando venía de Europa o del extranjero y entrenarse ahí, con esas condiciones climatológicas y en caso de jugar en Venezuela tenía que tomar un vuelo para ir a esa ciudad y aclimatarse. Y aunque parece una tontería no lo es, porque las condiciones climatológicas son importantes en cualquier deporte.

Estamos hablando de una federación que no tiene las estructuras mínimas para el desarrollo de sus selecciones, tanto juveniles como infantiles o profesionales y esto es terrible. Insisto no  tengo pruebas, pero tampoco tengo dudas.

La misma estructura FIFA hace imposible hacerle seguimiento a la ejecución del dinero. Cuando el periodismo de fútbol, ha intentado hacer investigaciones al respecto ha sucedido que no hay fuentes a las que recurrir y muchas veces el periodista queda seducido por los obsequios y las prebendas del poder y termina callando una gran cantidad de cosas. En el fútbol es muy difícil probar casos de corrupción.

Lo que queda claro es que la FVF, a través de su historia, no solo no ha construido estructuras que ayuden al desarrollo del fútbol, infantil y juvenil para que repercuta en la selección de mayores, sino que ha organizado torneos en los cuales no es la competitividad ni la formación de futbolistas el objetivo principal, sino cumplir con un trámite y ya.

-La FVF no sale de un escándalo. En 2013, antes de que la FIFA iniciará las investigaciones en contra de Esquivel, él mismo desafió a la opinión pública exigiendo que quien tuviera pruebas en su contra las presentara. A qué atribuyes que no se investigará desde adentro esa gestión tan larga

El desafío de Esquivel se sostenía precisamente en que cualquier actuación de la contraloría o de la fiscalía nacional en contra de la FVF iba a encontrar una amenaza y respuesta contundente por parte de la FIFA. Él sabía que iba a llegar una carta o comunicación diciendo “ustedes no pueden intervenir”.

Hay que entender la estructura de la FIFA como algo muy similar a la del Vaticano. No es sencillo entrarle al Vaticano porque tiene una gobernanza que lo convierte  en un estado dentro de otro estado, pues FIFA es básicamente lo mismo.

En esa época de 2013 también hay que recordar que no era el primer episodio de Esquivel. Ya entre 2004 y 2005, cuando primero una plancha llamada Fútbol Mejor, y luego otra que no recuerdo el nombre, intentaron y fueron al Tribunal Supremo de Justicia a reclamar que las selecciones estaban siendo manejadas de modo fraudulento, pues ni siquiera hizo falta que se llegara  la amenaza de la desafiliación de parte de FIFA, sino que hubo una comunicación y se le hizo entender al gobierno de aquel momento (el de Hugo Chávez) que cualquier decisión en contra de la Federación iba a ser tomada como un acto contra FIFA y que Venezuela estaba por organizar una Copa América (dos años después) y que no solo le iban a quitar la sede , sino que Venezuela sería castiga con la no participación en eventos FIFA por un tiempo determinado. Esquivel estaba guapo y apoyado. Situación que cambió con Jesús Berardinelli, expresidente de FVF. Con él dicieron ir en contra de la persona y no en contra de la Federación.

Ese fue otro escándalo que explotó posteriormente,  el del  presidente en ese momento de la FVF, Jesús Berardinelli, quien fue acusado de diversos delitos a lo largo de su gestión como director de finanzas, vicepresidente y más recientemente como máximo rector de la organización. Háblanos de este caso en el que incluso se llegó  a decir que era una componenda para darle un golpe de estado al federativo.

En el caso de Jesus Berardinelli lo que hubo fue la explosión de una guerra interna dentro de la Federación. La FVF, ante la sorpresa de muchos, entre los que me incluyo, empezó a darle cabida a funcionarios del gobierno dentro de su directiva, esto se personalizó en la figura de Jesús Infante, lo se hizo  en contra de los reglamentos de FIFA, pero al ser la FVF una federación insignificante, y esto lo digo con el mayor respeto porque Venezuela es nadie en el concierto internacional del fútbol, parece que FIFA volteó hacia otro lado, es decir no le importó mucho porque no hubo escándalo ni intervención directa. Sino que la federación local entendía que la cercanía de un personero del gobierno podría ayudar a que la FVF tuviera la cercanía del Estado a la hora de pedir algún dinero o requerir mayor patrocinio.

Ahora bien, en el  caso de Berardinelli, lo que hubo fue un enfrentamiento de dos facciones del orden político nacional, uno cercano al presidente de la FVF y otra cercana a otra facción que estaba cercana al seleccionador nacional de ese momento, Rafael Dudamel.

Lo que sucedió fue que encontraron el apoyo del antiguo número uno de la FVF, Laureano González, para empezar a bloquear a Berardinelli dentro de Conmebol y se apoyaron en un código de ética y una prueba de idoneidad para bloquear acciones del presidente dentro de la Conmebol.

Esto fue una jugada extraña porque Berardinelli ya había superado los juicios por su actividad personal. Sin embargo, en una reunión de Conmebol lo presentan como invitado y no como un miembro con derechos y se da la circunstancia del enfrentamiento que él tenía con Dudamel y empiezan las presiones y junto con las acusaciones de falsificación de firmas, de manejos opacos, malversación de fondos y etc , pero esto no fue probado porque Berardinelli murió en custodia policial y esto (la investigación) no llegó a nada.

Este caso fue contra la persona, no contra la FVF; pero es llamativo que se le puso preso antes de que hubiera un juicio o una sentencia firme, a pesar de la presunción de inocencia establecida en las leyes venezolanas. Esto devino en otro desastre, como la fue la junta regularizadora que nombró FIFA y que terminó en otro escándalo.

-Qué mecanismo son pertinentes implementar para lograr transparencia en el fútbol en el país ¿Qué hace falta ?

En cuanto a mecanismos de prevención yo soy poco optimista por todo esto que hemos venido repasando y por la gobernanza que se da FIFA para ella misma. Lo que  yo siento y lo que sentía cuando era la empresa privada el patrocinante (Movistar, Banco Provincial y muchas otras marcas) es que debieron exigir rendición de cuentas acerca de si el dinero cumplió los parámetros del patrocinio y sino se había cumplido que inmediatamente rompieran el contrato. Pero el fútbol no tiene esa capacidad o posibilidad de ser auditado de una manera externa como otras federaciones deportivas.


A mi me sorprende y me da risa cuando la nueva FVF asegura que están siendo auditados de manera externa por una firma muy importante, pero yo me pregunto si acaso nos creen tontos, porque quien está pagando la auditoría es la misma federación.

No quiero decir con esto que la actual directiva está haciendo las cosas mal, pero digo que en el fútbol estas cosas son una utopía, porque quien puede tomar cartas en el asunto es FIFA e históricamente nunca lo ha hecho.

-El fútbol venezolano no es el único deporte que tiene manchas de corrupción. Mucha se habla de otras federaciones, incluso en categorías tan sensibles en la formación de los muchachos, como son las categorías menores.

En el mundo entero esto ha sido moneda común, uno recuerda los juegos olímpicos de invierno, el FIFA Gate que salpica a Venezuela. Uno tiene que recordar casos de corrupción en las peleas de boxeo de los pesos pesados. No olvidemos que los grandes eventos deportivos han tenido conductas cercanas a la malversación de fondos, un ejemplo son los mundiales de fútbol.

 El deporte siempre ha estado rodeado de hechos de corrupción ¿por qué? Porque mueve mucho dinero y porque la lupa se pone rara vez en la conducta de las federaciones deportivas, en Venezuela y el resto del mundo, vemos incluso conductas pederastas, que son otro tipo de delitos.

-¿Hace falta contraloría social?

A mi me parece que la idea de la contraloría social es una idea hermosa, desde el espíritu de ponerla en práctica. Pero yo digo, qué va a hacer esta  contraloría cuando tenga que decir, por ejemplo, que  “el dinero que entregó FIFA no se ha utilizado para lo que fue entregado”. Pues si a FIFA no le interesa llevar a cabo una investigación esto va a quedar en el más triste de los olvidos, como han quedado las grandes deudas de los equipos con sus futbolistas.

En estos días aparecía la Federación Venezolana de Fútbol llamando a los medios y explicando que la Cámara de Resoluciones resolvió casos por alrededor de 1,7 millones de dólares en los últimos años, pero la pregunta es quién obliga a los equipos a pagar. Ni siquiera los puede obligar la FVF, pues esto termina luego en los tribunales FIFA. Si la contraloría social es una idea hermosa, pero no tiene viabilidad en el fútbol.

-Comparado con otros países cuál es la diferencia , en materia de corrupción, con el fútbol venezolano.

Yo digo que en la FVF, al igual que en sus pares de Conmebol, tropicalizaron la corrupción. No quiero decir que en otros países no haya habido corrupción, pero se ha castigado o mínimo investigado.

La tropicalización de la corrupción ha llevado a que los montos que se manejan hagan más graves estos casos. El dinero de la FVF, hasta hace muy poco , se usaba para el disfrute del presidente, de su junta y a los futbolistas llegaba muy poco, y eso no solo ha pasado en Venezuela, sino que también sucedió en Colombia, Perú, Ecuador e incluso Argentina.

Lo que hoy en día diferencia a Venezuela de otros países es que ellos tienen estructura futbolística (por ejemplo Colombia) y nosotros no. Caracas Fútbol Club y Mineros de Guayana tiene casa club porque es inversión privada, el resto alquilan o tienen en comodato algún terreno y la FVF actual no se ha puesto seria en ese asunto y qué ha hecho: contratar a un técnico extranjero para que comande a la selección mayor,y  le piden el milagro de clasificar a la selección mayor a un mundial sin estructura que sustente esa clasificación.

Yo no puedo hablar de corrupción en esta junta directiva actual, pero lo que puedo decir es que no hay diferencia en sus conductas y me refiero a las estructuras y a que tampoco se está sembrando el fútbol.

Podemos compararnos con nuestro vecinos, pero no olvidemos que en el fútbol español hay corrupción, no olvidemos nombres como los de Michel Platiní en la UEFA, o los de Joseph Blatter o João Havelange de la FIFA. Lo que pasa es que hay países en los que hay más desvergüenzas que en otros.


Ignacio Benedetti

Analista y periodista deportivo. Experiencia en TV, Radio y prensa escrita. Exjefe de prensa de la selección venezolana de fútbol y forma parte de la familia de Instituto Fútbol

No Comments

Post a Comment