DOS GOLPES INTERNACIONALES

El poder de los ciudadanos es más fuerte que el de cualquier institución, cuando decide cambiar por cansancio al régimen político que viola sus derechos humanos y éste se sostiene a base de prácticas de corrupción. Ello ocurre cuando todo el discurso y las acciones gubernamentales son contrarias a lo que establece la Constitución de la República.

Esa es la razón por la que todo el sistema de relaciones sociales y económicas están rotas y con ello el aparato productivo, el desorden de las cuentas fiscales, el presupuesto no es la guía para ejecutar los montos y destinos previstos, el bolívar no existe como moneda, se esconden los ingresos reales y los gastos, los altos funcionarios sólo esperan o dal instrucciones, financian con dinero y bienes del Estado su propia propaganda política ahora que Maduro decidió medirse electoralmente.

A la crisis nacional, se unen dos eventos internacionales han golpeado el ejercicio del gobierno, uno, el Decreto dictado por el Gobierno de los EEUU. que declara a Venezuela una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política Exterior de los Estados Unidos. (extiende por un año el dictado en 2015) y dos, la sentencia de la Corte Penal Internacional que autoriza al Fiscal Karim Khan, para continuar la investigación sobre crímenes de lesa humanidad ocurridos en Venezuela.

Las razones de la decisión de Joe Biden es la erosión de las garantías de derechos humanos, la persecución de opositores políticos, la restricción de la libertad de prensa, el uso de la violencia y violaciones y abusos de derechos humanos de las protestas antigubernamentales, detenciones arbitrarias y la presencia cada vez más exacerbada de una importante corrupción gubernamental. (05.03.2024) 

El segundo golpe se refiere al rechazo del recurso que el Gobierno venezolano presentó ante la CPI para ponerle fin a dicha investigación, ordenando exactamente lo contrario, es decir seguir investigando las desapariciones forzadas, torturas, detenciones masivas y arbitrarias y la persecución cometidas en los últimos años contra un sector de la población venezolana e identificar a sus responsables, a fin de hacer justicia. sentencia n.º ICC-02/18 OA

En ambos casos le dijeron NO a todo.