La corrupción y las exigencias justas de los educadores públicos

Es evidente que Maduro NO respeta la norma constitucional que garantiza el derecho a la educación, esto se evidencia en la falta de inversión y el desinterés de Maduro en este pilar crucial para el desarrollo y bienestar de los venezolanos.

La Constitución venezolana establece claramente en su artículo 104 que la carrera docente, ya sea en instituciones públicas o privadas, debe contar con un régimen de trabajo y nivel de vida acorde con la trascendental misión que desempeñan. Sin embargo, la realidad contrasta de manera alarmante con esta premisa constitucional.

No hay dinero para la educación, se lo tragó la corrupción y la ineficiencia.

La falta de fondos para la educación es señalada como resultado de la corrupción y la ineficiencia gubernamental. La malversación de los recursos del Estado ha generado un daño significativo en el acceso a una educación libre y de calidad. Un profesor expresó su preocupación al señalar que «se mata a un individuo cuando se le priva de la posibilidad de acceder a la educación, y es la corrupción la que nos priva de bienes culturales, nos aísla, nos retrasa».

El maltrato económico a los educadores es un problema generalizado, ya que los salarios se ubican en niveles insuficientes para satisfacer las necesidades básicas. Según la tabla salarial del año 2023, el salario mensual educativo más alto equivale a tan solo 16 dólares y 50 centavos al cambio oficial del Banco Central. Comparado con el salario mínimo mensual de 3 dólares con 61 centavos, este monto representa un incremento del 450%. Sin embargo, ambos salarios resultan insuficientes para brindar una calidad de vida digna, tanto para los educadores como para los jubilados del Seguro Social.

La ministra de Educación, Yelitze Santaella, ha anunciado que están en conversación con los sindicatos. Las conversaciones, agregó, buscan “alternativas para fortalecer el salario social del docente”. Mencionó que cuando estén dadas las condiciones económicas en el país para atender el tema de los ingresos, se dará una respuesta…

En respuesta a esta crisis, los educadores han anunciado más protestas programadas, como un llamado de atención urgente ante la falta de acciones concretas por parte de maduro para abordar esta problemática.

Nos seguimos preguntando, ¿Por qué tanto desprecio con la educación?