¿QUÉ TRAEN LAS 7 TONELADAS DE DISCURSOS? (7T)

Desde hace varios días, hemos tenido a un hablador profesional que se ocupa de anunciar actividades, que una vez concluidas, quedan en el mismo punto.

Se confeccionan documentos de “consenso político”, que no lo discuten, sólo hablan. Me refiero al tema de la fecha de las elecciones para elegir presidente de la República, que terminó en una lista de todas las fechas posibles en 2024 que luego fueron entregadas al CNE, mediante otro discurso que fue aplaudido, para dar las gracias por el trabajo realizado.

Al día siguiente ocurre la concentración “popular” convocada por el PSUV, realizada en la ciudad de Caracas en la que el orador de orden fue el presidente Hugo Chávez, sin darse cuenta que escogieron la pieza oratoria menos feliz de las grandes que pudo haber pronunciado el comandante.

Se ordenó para ese evento, lo que se prohíbe a otros hacer; cerrar al tránsito vehicular en la autopista que cruza la ciudad de Caracas, desde las 6 am hasta que terminara el acto oficial en horas de la tarde, asunto informado al público a pocas horas de su realización. El mensaje: las calles, avenidas, autopistas, plazas tienen dueño. El Fiscal no actuó.

Estas acciones políticas coinciden con la presentación de la propuesta de Las Acciones a ser Desarrolladas de 2024 a 2030, que no es otra cosa que el programa del candidato Maduro, el cual se nos informa que está sometido a consulta popular, y se llama 7T. (Siete Transformaciones)

El Plan se resume en más misiones para el “pueblo”, la comprensión de la política como “servicio público del colectivo” (eso significa para el régimen la consolidación de la democracia) y hacia el exterior, propone preservar el planeta e insertar a Venezuela en la nueva configuración mundial, entre otras frases bonitas pero alejadas completamente de las deudas y obligaciones que tiene para con todos los ciudadanos.

Esperamos que entre los consultados anónimos, le hayan comentado que esa propuesta no sirve, pues nada dice cómo el Poder Público va a respetar los derechos humanos de todos, y garantizar su ejercicio como está establecido en la Constitución.

Los ciudadanos no podemos permitir que la Constitución que nos dimos en diciembre de 1999 siga de lado y burlada, aumentando la pobreza y la miseria al no respetarse la dignidad de la persona humana y ni el régimen socioeconómico (Título VI), al ignorar la responsabilidad de cumplir la obligación del Estado y de la Iniciativa Privada, de lograr el  desarrollo armónico de la economía nacional para generar en la autopista que cruza la ciudad de Caracas fuentes de trabajo, alto valor agregado nacional, elevar el nivel de vida de la población y fortalecer la soberanía económica del país.