Venezuela se lleva el segundo lugar en corrupción detrás de Somalia

Venezuela se lleva el segundo lugar en corrupción detrás de Somalia

En el más reciente informe de Transparencia Internacional (TI) sobre la corrupción global, Venezuela resalta, no por sus logros, sino por su posición como uno de los países más afectados por este flagelo, ubicándose apenas por encima de Somalia en el índice global. Este hallazgo marca el décimo año consecutivo en que Venezuela es considerada la nación más corrupta de América, según el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2023, donde ha obtenido una puntuación alarmantemente baja de 13 en una escala de cero a 100, desde muy corrupto a muy limpio.

La corrupción en Venezuela no es solo un fenómeno de cifras y clasificaciones; es una realidad palpable que afecta a cada ciudadano. Transparencia Internacional destaca que la malversación de fondos públicos no es un incidente aislado sino un sistema bien engranado que beneficia a un reducido círculo de individuos poderosos, exacerbando la ya crítica situación de pobreza y desigualdad en el país.

Más allá del simple robo de dinero, Venezuela enfrenta un problema más profundo y estructural: la captura del estado. Funcionarios de alto nivel han secuestrado los poderes legislativo, regulatorio y judicial, estableciendo esquemas de corrupción masivos que no solo les permiten acumular riqueza y poder sino también asegurar su impunidad frente a cualquier intento de justicia. Estos esquemas se sostienen mediante prácticas como el pago de sobornos y la cooptación de jueces y fiscales, elementos que han convertido a la justicia venezolana en un instrumento más de las redes de corrupción.

En contraste, naciones como Canadá, Uruguay y Estados Unidos muestran los resultados más positivos en América según el IPC, con puntuaciones de 76, 73 y 69, respectivamente. A nivel mundial, Dinamarca, Finlandia y Nueva Zelanda lideran el ranking como los países con menor percepción de corrupción, con puntuaciones de 90, 87 y 85.

Este panorama no solo demanda una reflexión sobre las estructuras de poder en Venezuela sino también sobre las estrategias efectivas para combatir la corrupción. La experiencia de los países menos corruptos puede ofrecer lecciones valiosas en términos de transparencia, rendición de cuentas y fortalecimiento institucional que podrían ser adaptadas al contexto venezolano.

El reporte de Transparencia Internacional no solo pone de manifiesto el grave problema de corrupción en Venezuela sino que también llama a la acción. Es imperativo que tanto actores nacionales como internacionales busquen soluciones conjuntas para abordar esta crisis, no solo para mejorar la clasificación de Venezuela en índices globales sino, lo más importante, para mejorar la calidad de vida de su gente, restaurar la fe en las instituciones públicas y reconstruir el tejido social que la corrupción ha desgarrado.

VER INFORME

2023 Corruption Perceptions Index: Explore the… – Transparency.org
How does your country measure up in the 2023 Corruption Perceptions Index?
www.transparency.org
No Comments

Post a Comment