Sobreprecios en el sistemas de seguridad ciudadana superan $350 millones, según investigación de Transparencia Venezuela

Sobreprecios en el sistemas de seguridad ciudadana superan $350 millones, según investigación de Transparencia Venezuela

Dos de los aspectos centrales de la seguridad ciudadana de cualquier país, como lo son los sistemas de videovigilancia y de atención de emergencias, fueron diseñados e implementados en Venezuela por gobiernos y empresas de una dupla de regímenes totalitarios: Cuba y China.

A través de convenios binacionales reservados celebrados entre 2007 y 2021, el gobierno venezolano anunció la inversión de al menos 1.300 millones de dólares  para desarrollar su política de seguridad ciudadana y la capacidad de vigilancia con el uso de videos. Pero la revisión detallada de estos acuerdos deja en evidencia una larga lista de promesas incumplidas, como la instalación de más de 30.000 cámaras, 10.000 botones de comunicación, 40 centros de comando y control, entre otros, y da indicios de un posible sobreprecio en la compra de equipos a empresas cuestionadas internacionalmente que podría rondar los 350 millones de dólares. En el informe Sistemas de videovigilancia y atención de emergencias en Venezuela, un proyecto de cubanos y chinos sellado con elevados riesgos de corrupción, Transparencia Venezuela, profundiza en las promesas de inversión del Estado venezolano en el sistema VEN911 y su antecesor, el CESAE 171.

 De la investigación se desprenden hallazgos con fuertes indicios de injerencia extranjera en la seguridad nacional e infraestructura tecnológica; la centralización de funciones, labores y competencias de seguridad ciudadana; la alarmante ausencia de fiscalizaciones, controles internos y externos e información pública; hechos que apuntan a riesgos de corrupción y un sistema opaco con importantes riesgos para la malversación de fondos y la utilización de herramientas de seguridad ciudadana para  control social

Lea aquí completo el informe

No Comments

Post a Comment